Tratamiento nutricional en los pacientes con malabsorción intestinal

29 Abr 2021
Valencia

Dra. Olalla Rubio 

Especialista en Endicronología y Nutricion. Hospital Clínico Universitario de Valencia.

El objetivo del tratamiento de la malabsorción intestinal es tratar, por un lado, la enfermedad de base que produce la malabsorción (el tratamiento farmacológico por tanto variará en función de la causa que produce la malabsorción) y, por el otro, la desnutrición. Además de los fármacos, las modificaciones dietéticas -que deberán ser indicadas por un profesional sanitario- son de vital importancia para el tratamiento de las personas con malabsorción intestinal.  Estas modificaciones servirán para reducir la diarrea, ayudar a controlar los déficits de nutrientes y mejorar el estado nutricional en el caso de que haya una pérdida de peso. 

Aunque las modificaciones dietéticas deben ser indicadas por un profesional sanitario ya que se debe tener en cuenta cuál es el origen la malabsorción (por ejemplo, en el caso de la enfermedad celiaca se deberá evitar el consumo de alimentos con gluten), existen una serie de recomendaciones generales que son:

  • Realizar ingestas menos copiosas y más frecuentes. 
  • Usar métodos culinarios sencillos (hervido, horno, plancha, vapor).
  • Evitar condimentos y alimentos irritantes de la mucosa intestinal o excitantes (vinagre, café, chocolate, etc.) o flatulentos (col, legumbres, guisantes, etc.) e inicialmente los alimentos con alto contenido en lactosa. 
  • Evitar el consumo de alcohol. 
  • Seguir las normas de higiene en la preparación de los alimentos para evitar toxiinfecciones alimentarias. 
  • Evitar hidratos de carbono simples (azúcares) ya que pueden inducir diarrea.  
  • Se aconseja que la ingesta de proteínas se haga a través de platos sencillos con proteínas de alto valor biológico (carne, huevo, pescado…) fácilmente digeribles.  
  • En el caso de que la persona con malabsorción se haya sido sometido a una cirugía intestinal, la recomendación de una dieta pobre en residuos o pobre en fibra insoluble dependerá del segmento resecado y de la localización de la ostomía. 
  • La dieta debe ser progresiva, ampliando paulatinamente la cantidad de alimentos hasta conseguir una alimentación variada. Esperar 2 o 3 días para probar un nuevo alimento. Con el tiempo y según la tolerancia de la persona en función de como vaya la adaptación intestinal a los nuevos alimentos se intentarán introducir más y nuevas técnicas culinarias. 

Las modificaciones dietéticas son imprescindibles para el control del síndrome de malabsorción. Imagen vía.

En caso de que no se cubran las necesidades de energía a pesar de las modificaciones dietéticas, puede ser necesario añadir suplementos nutricionales líquidos o en polvo. Estos suplementos deberán tomarse entre las comidas principales, ya que nunca deben sustituirlas y deberán ser prescritos por un profesional sanitario. En ocasiones, puede ser necesario un suplemento específico para malabsorción que son más fáciles de digerir (son suplementos en los que las proteínas están parcialmente digeridas y una parte de las grasas son triglicéridos de cadena media, que se absorben mejor).  También existen casos en los que la nutrición debe administrarse por sonda a estómago o intestino delgado o incluso por vena (nutrición parenteral).  

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.