Qué debo comer si tengo diabetes

26 Mayo 2020
Madrid
Qué debo comer si tengo diabetes

Miriam Moriana

Nutricionista. Hospital Clínico Universitario de Valencia

Una alimentación saludable, sumada a un estilo de vida saludable (práctica de ejercicio físico habitual, evitar hábitos tóxicos como fumar, beber alcohol, etc) y a menudo a tratamientos farmacológicos como la insulina o antidiabéticos orales, constituye un pilar básico e imprescindible para el control de la diabetes.

Una alimentación saludable permitirá mantener unos correctos niveles de glucosa en sangre y controlar la enfermedad evitando que aparezcan complicaciones a largo plazo en el organismo, dañando por ejemplo a los ojos, pies, nervios o vasos sanguíneos y riñones, entre otros.

De todos los alimentos, los que son ricos en hidratos de carbono son los que más influyen en el aumento de glucosa en sangre, por tanto estos son los que más se deban controlar en un paciente con diabetes. Existen diferentes tipos de carbohidratos en nuestra dieta, y en función del tipo y cantidad, afectarán en mayor o en menor medida a la glucemia (nivel de glucosa en sangre).

A modo de resumen, los hidratos de carbono se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Hidratos de carbono simples: se absorben muy rápidamente en la sangre y provocan un aumento rápido de la glucemia. Estos son los azúcares como la sacarosa que constituye el azúcar común y está presente en caramelos, bollería, galletas, bizcochos, refrescos azucarados…, y otros azúcares como la fructosa, presente en frutas, miel y algunas verduras o la lactosa (azúcar mayoritario de la leche).

 

  • Hidratos de carbono complejos: su absorción en la sangre es más lenta, sobre todo cuando no son refinados, por ello, provocan un aumento de la glucemia más moderada. Se encuentran en el pan, pasta, arroz, legumbres y hortalizas, entre otros. La absorción de este tipo de hidratos de carbono será más lenta todavía cuando los tomemos en sus versiones integrales (pan, pasta y arroz integral 100%).

 

Contar los carbohidratos, elegir alimentos con grasas saludables, incorporar suficientes proteínas de calidad y fibra procedente de la fruta y la verdura son aspectos clave de una dieta equilibrada para la diabetes.

El control y contaje de las raciones de carbohidratos en cada una de las ingestas ha sido y es, un método óptimo para calcular la cantidad de insulina que necesitas, y para ello, existen múltiples tablas de alimentos, donde se detallan la cantidad de hidratos de carbono proporcionadas por ración de alimento, partiendo de la base de que una ración de alimento equivale a 10 gramos de carbohidratos. Al monitorizar tú mismo los niveles de glucosa, puedes ajustar lo que vas a comer o la cantidad de insulina que utilizarás.

Sin embargo, este método puede resultar a menudo algo complejo ya que requiere de cierto aprendizaje y de tiempo para pesar y calcular las raciones que debemos ingerir diariamente.

Por otra parte, las sociedades científicas expertas en diabetes, coinciden en que los objetivos para manejar correctamente la diabetes y prevenir complicaciones, no consisten únicamente en controlar los carbohidratos consumidos, sino en tener en cuenta de manera global todos los tipos de alimentos que ingerimos para mantener un peso saludable y buena salud cardiovascular, entre otros.

Por ejemplo, no es lo mismo el azúcar presente en bollería, galletas o azúcar de mesa, ya que se trata de alimentos "supérfluos", es decir, que generalmente no aportan ningún nutriente interesante en nuestra dieta y contribuyen a ingerir un exceso de azúcar diariamente, que los azúcares presentes en la fruta (fructosa) o en la leche (lactosa). En estos casos, no convendría eliminarlos de la dieta por ser azúcares propios de alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibra (en el caso de la fruta) o ricos en proteínas (en el caso de la leche), resultando ser alimentos saludables en nuestro día a día.

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.